Ley 25.248 .Contrato de Leasing

                                                       


Ley 25.248 

CONTRATO DE LEASING

Concepto. Objeto. Responsabilidades, acciones y garantías en la adquisición del bien.

Oponibilidad. Opción de compra. Aspectos impositivos de bienes destinados al leasing.

Sancionada: Mayo 10 de 2000.

Promulgada Parcialmente: Junio 8 de 2000.

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley.

CAPITULO I

Del contrato de leasing

ARTICULO 1º — Concepto. En el contrato de leasing el dador conviene transferir al tomador

la tenencia de un bien cierto y determinado para su uso y goce, contra el pago de un canon y le

confiere una opción de compra por un precio.

ARTICULO 2º — Objeto. Pueden ser objeto del contrato cosas muebles e inmuebles, marcas,

patentes o modelos industriales y software, de propiedad del dador o sobre los que el dador tenga

la facultad de dar en leasing.

ARTICULO 3º — Canon. El monto y la periodicidad de cada canon se determina convencionalmente.

ARTICULO 4º — Precio de ejercicio de la opción. El precio de ejercicio de la opción de compra

debe estar fijado en el contrato o ser determinable según procedimientos o pautas pactadas.

ARTICULO 5º — Modalidades en la elección del bien. El bien objeto del contrato puede:

a) Comprarse por el dador a persona indicada por el tomador;

b) Comprarse por el dador según especificaciones del tomador o según catálogos, folletos o

descripciones identificadas por éste;

c) Comprarse por el dador, quien sustituye al tomador, al efecto, en un contrato de compraventa

que éste haya celebrado;

d) Ser de propiedad del dador con anterioridad a su vinculación contractual con el tomador;

e) Adquiere por el dador al tomador por el mismo contrato o habérselo adquirido con anterioridad;

f) Estar a disposición jurídica del dador por título que le permita constituir leasing sobre él.

ARTICULO 6º — Responsabilidades, acciones y garantías en la adquisición del bien. En los casos

de los incisos a), b) y c) del artículo anterior, el dador cumple el contrato adquiriendo los bienes

indicados por el tomador. El tomador puede reclamar del vendedor, sin necesidad de cesión, todos

los derechos que emergen del contrato de compraventa. El dador puede liberarse convencionalmente

de las responsabilidades de entrega y de las garantías de evicción y vicios redhibitorios.

En los casos del inciso d) del artículo anterior, así como en aquellos casos en que el dador es fabricante,

importador, vendedor o constructor del bien dado en leasing, el dador no puede liberarse de la

obligación de entrega y de la garantía de evicción y vicios redhibitorios.

En los casos del inciso e) del mismo artículo, el dador no responde por la obligación de entrega ni por

garantía de evicción y vicios redhibitorios, salvo pacto en contrario.

En los casos del inciso f) se aplicarán las reglas de los párrafos anteriores de este artículo, según

corresponda a la situación concreta.

ARTICULO 7º — Servicios y accesorios. Pueden incluirse en el contrato los servicios y accesorios

necesarios para el diseño, la instalación, puesta en marcha y puesta a disposición de los bienes dados

en leasing, y su precio integrar el cálculo del canon.

ARTICULO 8º — Forma e inscripción. El leasing debe instrumentarse en escritura pública si tiene

como objeto inmuebles, buques o aeronaves. En los demás casos puede celebrarse por instrumento

público o privado.

A los efectos de su oponibilidad frente a terceros, el contrato debe inscribirse en el registro que

corresponda según la naturaleza de la cosa que constituye su objeto. La inscripción en el registro

podrá efectuarse a partir de la fecha de celebración del contrato de leasing, y con prescindencia de

la fecha en que corresponda hacer entrega de la cosa objeto de la prestación comprometida. Para

que produzca efectos contra terceros desde la fecha de la entrega del bien objeto del leasing, la inscripción

debe solicitarse dentro de los cinco (5) días hábiles posteriores. Pasado ese término, producirá ese efecto

desde que el contrato se presente para su registración. Si se trata de cosas muebles no registrables o software, deben inscribirse en el Registro de Créditos Prendarios del lugar donde se encuentren las cosas o, en su caso, donde la cosa o software se deba poner a disposición

del tomador. En el caso de inmuebles la inscripción se mantiene por el plazo de veinte (20) años; en los demás bienes se mantiene por diez (10) años. En ambos casos puede renovarse antes de su vencimiento, por rogatoria del dador u orden judicial.

ARTICULO 9º — Modalidades de los bienes. A los efectos de la registración del contrato de leasing

son aplicables las normas legales y reglamentarias que correspondan según la naturaleza de los bienes.

En el caso de cosas muebles no registrables o software, se aplican las normas registrables de la

Ley de Prenda con Registro (texto ordenado por decreto 897 del 11 de diciembre de 1995) y las demás

que rigen el funcionamiento del Registro

de Créditos Prendarios.

Cuando el leasing comprenda a cosas muebles situadas en distintas jurisdicciones, se aplica el artículo 12

de la Ley de Prenda con Registro (texto ordenado por decreto 897 del 11 de diciembre de 1995).

El registro debe expedir certificados e informaciones, aplicándole el artículo 19 de la ley citada.

El certificado que indique que sobre determinados bienes no aparece inscrito ningún contrato de leasing

tiene eficacia legal hasta veinticuatro (24) horas de expedido.

ARTICULO 10. — Traslado de los bienes. El tomador no puede sustraer los bienes muebles del lugar

en que deben encontrarse de acuerdo a lo estipulado en el contrato inscrito. Sólo puede trasladarlos

con conformidad expresa del dador, otorgada en el contrato o por acto escrito posterior, y después

de haberse inscrito el traslado y la conformidad del dador en los registros correspondientes. Se aplican

los párrafos primero, segundo, quinto, sexto y séptimo del artículo 13 de la Ley de Prenda con Registro

(texto ordenado por decreto 897 del 11 de diciembre de 1995).

ARTICULO 11. — Oponibilidad. Quiebra. Son oponibles a los acreedores de las partes los efectos

del contrato debidamente inscrito. Los acreedores del tomador pueden subrogarse en los derechos

de éste para ejercer la opción de compra.

En caso de concurso o quiebra del dador, el contrato continúa por el plazo convenido, pudiendo

el tomador ejercer la opción de compra en el tiempo previsto.

En caso de quiebra del tomador, dentro de los sesenta (60) días de decretada, el síndico puede optar

entre continuar el contrato en las condiciones pactadas o resolverlo. En el concurso preventivo, el deudor

puede optar por continuar el contrato o resolverlo, en los plazos y mediante los trámites previstos en el

artículo 20 de la Ley 24.522. Pasados esos plazos sin que haya ejercido la opción, el contrato se

considera resuelto de pleno derecho, debiéndose restituir inmediatamente el bien al dador, por el juez del

concurso o de la quiebra, a simple petición del dador, con la sola exhibición del contrato inscrito y sin

necesidad de trámite o verificación previa. Sin perjuicio de ello el dador puede reclamar en el concurso o

en la quiebra el canon devengado hasta la devolución del

bien, en el concurso preventivo o hasta la sentencia declarativa de la quiebra, y los demás créditos que

resulten del contrato.

ARTICULO 12. — Uso y goce del bien. El tomador puede usar y gozar del bien objeto del leasing

conforme a su destino, pero no puede venderlo, gravarlo ni disponer de él. Los gastos ordinarios y

extraordinarios de conservación y uso, incluyendo seguros, impuestos y tasas que recaigan sobre los

bienes y las sanciones ocasionadas por su uso, son a cargo del tomador, salvo convención en contrario.

El tomador puede arrendar el bien objeto del leasing, salvo pacto en contrario. En ningún caso el locatario

o arrendatario puede pretender derechos sobre el bien que impidan o limiten en modo alguno los

derechos del dador.

ARTICULO 13. — Acción reivindicatoria. La venta o gravamen consentido por el tomador es inoponible

al dador.

El dador tiene acción reivindicatoria sobre la cosa mueble que se encuentre en poder de cualquier tercero,

pudiendo hacer aplicación directa de lo dispuesto en el artículo 21 inciso a) de la presente ley, sin perjuicio

de la responsabilidad del tomador.

Las cosas muebles que se incorporen por accesión a un inmueble después de haber sido registrado el

leasing, pueden separarse del inmueble para el ejercicio de los derechos del dador.

ARTICULO 14. — Opción de compra. Ejercicio. La opción de compra puede ejercerse por el

tomador una vez que haya pagado tres cuartas (3/4) partes del canon total estipulado, o antes si así lo

convinieran las partes.

ARTICULO 15. — Prórroga del contrato. El contrato puede prever su prórroga a opción del tomador

y las condiciones de su ejercicio.

ARTICULO 16. — Transmisión del dominio. El derecho del tomador a la transmisión del dominio

nace con el ejercicio de la opción de compra y el pago del precio del ejercicio de la opción conforme

a lo determinado en el contrato. El dominio se adquiere cumplidos esos requisitos, salvo que la ley exija

otros de acuerdo con la naturaleza del bien de que se trate, a cuyo efecto las partes deben otorgar la

documentación y efectuar los demás actos necesarios.


ARTICULO 17. — Responsabilidad objetiva. La responsabilidad objetiva emergente del artículo

1.113 del Código Civil recae exclusivamente sobre el tomador o guardián de las cosas dadas en leasing.


ARTICULO 18. — Cancelación. La inscripción del leasing sobre cosas muebles no registrables y

software puede cancelarse:

a) Cuando así lo disponga una resolución judicial firme dictada en proceso en el que el dador tuvo

oportunidad de tomar la debida participación;

b) Cuando lo solicite el dador o su cesionario;

c) Cuando lo solicite el tomador después del plazo y en las condiciones en que, según el contrato

inscrito, puede ejercer la opción de compra. Para este fin debe acompañar constancia de depósito

en el banco oficial o el que corresponde a la jurisdicción del registro de la inscripción, del monto de

los cánones totales no pagados y del precio de ejercicio de la opción, con sus accesorios, en su caso.

Debe acreditar haber interpelado fehacientemente al dador ofreciéndole los pagos y solicitándole

la cancelación de la inscripción, concediéndole un plazo mínimo de quince (15) días hábiles, y haber

satisfecho las demás obligaciones contractuales. El encargado del registro debe notificar al dador por

carta certificada dirigida al domicilio constituido en el contrato. Si el notificado manifiesta conformidad

se cancela la inscripción. Si el dador no formula observaciones dentro de los quince (15) días hábiles

desde la notificación, el encargado procede a la cancelación si estima que el depósito se ajusta al contrato,

de lo que debe notificar al dador y al tomador. En caso de existir observaciones del dador en el término

indicado o estimarse insuficiente el depósito, el encargado lo debe comunicar al tomador, quien tiene

expeditas las acciones pertinentes.

ARTICULO 19. — Cesión de contratos o de créditos del dador. El dador siempre puede ceder los

créditos actuales o futuros por canon o precio de ejercicio de la opción de compra. A los fines de su

titulización puede hacerlo en los términos de los artículos 70, 71 y 72 de la Ley 24.441. Esta cesión

no perjudica los derechos del tomador respecto del ejercicio o no ejercicio de la opción de compra o,

en su caso, a la cancelación anticipada de los cánones, todo ello según lo pactado en el contrato inscrito.

ARTICULO 20. — Incumplimiento y ejecución en caso de inmuebles. Cuando el objeto del leasing

son cosas inmuebles el incumplimiento de la obligación del tomador de pagar el canon da lugar a los

siguientes efectos:

a) Si el tomador ha pagado menos de un cuarto (1/4) del monto del canon total convenido, la mora es

automática y el dador puede demandar judicialmente el desalojo. Se debe dar vista por cinco (5) días

al tomador, quien puede probar documentalmente el pago de los períodos que se le reclaman o paralizar

el trámite, por única vez, mediante el pago de lo adeudado, con más sus intereses y costas. Caso contrario,

el juez debe disponer el lanzamiento sin más trámite;

b) Si el tomador ha pagado un cuarto (1/4) o más pero menos de tres cuartas partes (3/4) del canon

convenido, la mora es automática; el dador debe intimarlo al pago del o de los períodos adeudados

con más sus intereses y el tomador dispone por única vez de un plazo no menor de sesenta (60) días,

contados a partir de la recepción de la notificación, para el pago del o de los períodos adeudados con

más sus intereses. Pasado ese plazo sin que el pago se verifique, el dador puede demandar el desalojo,

de lo que se debe dar vista por cinco (5) días al tomador. Dentro de ese plazo, el tomador puede

demostrar el pago de lo reclamado, o paralizar el procedimiento mediante el pago de lo adeudado

con más sus intereses y costas, si antes no hubiese recurrido a este procedimiento. Si, según el contrato,

el tomador puede hacer ejercicio de la opción de compra, en el mismo plazo puede pagar, además,

el precio de ejercicio de esa opción, con sus accesorios contractuales y legales. En caso contrario,

el juez debe disponer el lanzamiento sin más trámite;

c) Si el incumplimiento se produce después de haber pagado las tres cuartas (3/4) partes del canon,

la mora es automática; el dador debe intimarlo al pago y el tomador tendrá la opción de pagar dentro

de los noventa (90) días, contados a partir de la recepción de la notificación lo adeudado reclamado

más sus intereses si antes no hubiere recurrido a ese procedimiento o el precio de ejercicio de la opción

de compra que resulte de la aplicación del contrato, a la fecha de la mora, con sus intereses. Pasado

ese plazo sin que el pago se hubiese verificado, el dador puede demandar el desalojo, de lo que debe

darse vista al tomador por cinco (5) días, quien sólo puede paralizarlo ejerciendo alguna de las opciones

previstas en este inciso, agregándole las costas del proceso;

d) Producido el desalojo, el dador puede reclamar el pago de los períodos de canon adeudados hasta el

momento del lanzamiento, con más sus intereses y costas, por la vía ejecutiva. El dador puede también

reclamar los daños y perjuicios que resultaren del deterioro anormal de la cosa imputable al tomador por

dolo, culpa o negligencia por la vía procesal pertinente.

ARTICULO 21. — Secuestro y ejecución en caso de muebles. Cuando el objeto de leasing fuere una

cosa mueble, ante la mora del tomador en el pago del canon, el dador puede:

a) Obtener el inmediato secuestro del bien, con la sola presentación del contrato inscripto, y demostrando

haber interpelado al tomador otorgándole un plazo no menor de cinco (5) días para la regularización.

Producido el secuestro, queda resuelto el contrato. El dador puede promover ejecución por el cobro del

canon que se hubiera devengado ordinariamente hasta el período íntegro en que se produjo el secuestro,

la cláusula penal pactada en el contrato y sus intereses; todo ello sin perjuicio de la acción del dador por los

daños y perjuicios, y la acción del tomador si correspondieren; o

b) Accionar por vía ejecutiva por el cobro del canon no pagado, incluyendo la totalidad del canon pendiente;

si así se hubiere convenido, con la sola presentación del contrato inscripto y sus accesorios. En este caso sólo

procede el secuestro cuando ha vencido el plazo ordinario del leasing sin haberse pagado el canon íntegro y

el precio de la opción de compra, o cuando se demuestre sumariamente el peligro en la conservación del

bien, debiendo el dador otorgar caución suficiente. En el juicio ejecutivo previsto en ambos incisos, puede

incluirse la ejecución contra los fiadores o garantes del tomador. El domicilio constituido será el fijado en el

contrato.

CAPITULO II

Aspectos impositivos de bienes destinados al leasing

Impuesto al valor agregado

ARTICULO 22. — En los contratos de leasing previstos en la presente ley, que tengan como objeto bienes

muebles, el hecho imponible establecido en la Ley del Impuesto al Valor Agregado (texto ordenado en 1997

y sus modificaciones), se perfeccionará en el momento de devengarse el pago o en el de la percepción, el que

fuera anterior, del canon y de la opción de compra.

ARTICULO 23. — Modifícase la Ley del Impuesto al Valor Agregado (texto ordenado en 1997 y

sus modificaciones), incorporándose como inciso i) del artículo 7º del título II el siguiente texto:

"El contrato de leasing que tenga por objeto inmuebles destinados a vivienda única y permanente".

ARTICULO 24. — En el caso de contratos de leasing sobre automóviles, la restricción para el cómputo

del crédito fiscal dispuesta en el punto 1, del tercer párrafo, del inciso a), del artículo 12 de la Ley del

Impuesto al Valor Agregado (texto ordenado en 1997 y sus modificaciones), sólo será de aplicación respecto

de sus cánones y opciones de compra, en la medida que excedan los importes que correspondería computar

con relación a automóviles cuyo costo de importación o valor de plaza fuera de veinte mil pesos

($ 20.000) —neto del impuesto al valor agregado— al momento de la suscripción del respectivo contrato.

ARTICULO 25.— Facúltase al Poder Ejecutivo a extender, sujeto a la reglamentación de aplicación que

deberá fijar, el régimen de financiamiento del impuesto al valor agregado, previsto en la Ley 24.402, con el

objeto de posibilitar, en forma opcional, el financiamiento del pago del referido impuesto que grave la compra

o importación definitiva de bienes destinados a operaciones de leasing.

CAPITULO III

Disposiciones finales

ARTICULO 26. — Normas supletorias. Al contrato de leasing se le aplican subsidiariamente las reglas del

contrato de locación, en cuanto sean compatibles, mientras el tomador no ha pagado la totalidad del canon y

ejercido la opción, con pago de su precio. No son aplicables al leasing las disposiciones relativas a plazos

mínimos y máximos de la locación de cosas ni las excluidas convencionalmente.

Ejercida la opción de compra y pagado su precio se le aplican subsidiariamente las normas del contrato de

compraventa.

ARTICULO 27. — Derogación. Derógase el título II "Contrato de leasing" (artículos 27 a 34, ambos

inclusive) de la Ley 24.441.

ARTICULO 28. — Vigencia. El capítulo I (artículos 1º a 21, ambos inclusive) de la presente ley se

aplica a los contratos de leasing celebrados con anterioridad a su vigencia, salvo que esa aplicación

conduzca a la nulidad o inoponibilidad del contrato o de una o más de sus cláusulas, en cuyo caso se

aplica la ley más favorable a su validez.

Las disposiciones del capítulo II (artículos 22 a 25, ambos inclusive) de la presente ley entrarán en vigencia el

día de su publicación en el Boletín Oficial y surtirán efectos para las operaciones que se realicen entre dicha

fecha y la que fije el Poder Ejecutivo como plazo de finalización del régimen.

Las calificaciones, plazos y demás requisitos o condiciones del tratamiento impositivo del leasing no impiden

la aplicación de esta ley a todos los demás efectos.

ARTICULO 29. — Comuníquese al Poder Ejecutivo.

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS

DIEZ DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL.

— REGISTRADA BAJO EL Nº 25.248 —

RAFAEL PASCUAL. — CARLOS ALVAREZ. — Luis Flores Allende. —